Metodología del club

01 Principios de aprendizaje

Mediante el deporte y específicamente el fútbol podemos aportar a un niño una serie de valores y señas de identidad muy específicas para su integridad como deportista y persona.

A través de esta identidad podemos mostrar al niño un camino correcto para asociar la ética, las formas, la imagen y la actitud en el deporte como caminos correctos para hacer frente la vida y afrontar a las personas que nos rodean de una forma positiva, motivadora y sincera.

Además, el fútbol es un buen puente vehicular para ayudar a los que los niños mejoren en el rendimiento educativo y un camino para que el niño entienda buenas prácticas en favor de su salud y el respeto a su cuerpo, a su higiene y a su persona.

02 Quiero divertirme

Mediante nuestro primer principio, “Quiero divertirme”, queremos que los chicos interistas disfruten de la práctica deportiva y que se diviertan con el entrenamiento, con los compañeros, con el esfuerzo, con los partidos, con la motivación y con el aprendizaje. Como vemos, el abanico de adjetivos que otorgamos a la palabra diversión no se simplifica en una sola sonrisa o una alegría sin contenido.

03 Quiero formarme

A través de nuestro segundo principio, “Quiero formarme”, entendemos que de nada sirve que un niño se divierta mucho si no aprende nada, al igual que tampoco sirve un niño que aprenda mucho si no se divierte. Desde el Internacional Vista Alegre buscamos mostrar al niño una dinámica deportiva activa, envuelta en un ambiente de grupo positivo. La exigencia que se le ofrece se basa en una planificación de formación metódica gestionada por un coordinador de fútbol 7 y un coordinador de fútbol 11, cuya función principal es supervisar y establecer la actitud, las maneras, las formas y los conocimientos que los monitores y entrenadores deben aportar a los niños a su cargo.

Además, nuestros formadores están internamente en una dinámica de formación constante, dado que una de las claves en la formación es que para formar has de formarte constantemente.

04 Ser interista

Mediante nuestro tercer principio, “Ser interista”, deseamos fomentar el compromiso. Como club, el Inter quiere que los niños adquieran un compromiso con sus compañeros de respeto y de trabajo en grupo, que lo adquieran con el club para asistir a los entrenamientos y partidos y defender el escudo del club y sus valores, y que lo adquieran con ellos mismos para que este sea un camino más en su crecimiento: “soy responsable de mis entrenamientos, de mis horarios y de mi imagen como jugador”.

Que mejor forma de aportarle responsabilidades que a través de la educación deportiva y el fútbol, algo que le gusta y que le motiva.

05 Nuestra ética para enseñar

Nuestros equipos están custodiados por entrenadores y monitores con la suficiente experiencia como para entender, comprender y actuar de forma correcta frente a los niños, de modo que la única vía de comunicación que tienen los entrenadores y monitores con los niños es la vía educativa y formativa.

Para ello, el club trabaja con entrenadores y monitores antes, durante y después de una temporada para hacer entender la forma de trabajar con nuestros jugadores, y lo hace a través de reuniones periódicas y grupos de trabajo mediante comunicación directa.

06 Actitudes para enseñar

Además, el club cuenta dentro de su metodología deportiva y organizativa con un claro control disciplinario en el que deja claras las normas y las actitudes éticas y no éticas que uno debe preservar cuando se entra a formar parte del club.

En el club, lo más importante son los niños y su educación, por encima incluso del propio club y deporte.

07 Aptitudes para formar

Nuestro club cuenta con una mayoría de entrenadores titulados en formación deportiva para hacerse cargo de los equipos, y a la vez tienen como ayudantes a entrenadores con actitud y entendimiento.

Del mismo modo, muchos de los ayudantes en categorías inferiores son jugadores de edad juvenil que están motivados y con la ilusión de formar a los niños en las formas en las que ellos han sido formados.

08 Salud y el deporte

El deseo del club es fomentar la salud y el deporte a los niños. El club está abierto a cualquier jugador que desee jugar al fútbol. No tiene porque residir en el barrio para formar parte de él. La vinculación que tiene el club con el barrio del G3 se puede definir con una palabra: compromiso.

Creemos que nuestro club es y debe ser para los niños un espacio deportivo, cultural, amistoso y asociado al barrio del G3, un lugar abierto a todos los niños. Durante todos estos años, el club es partícipe en las fiestas del barrio, organizando un torneo cuadrangular alevín el cual se desarrolla en las instalaciones del Talamillo, con una única intención de formar parte del arraigo vecinal.

Del mismo modo, el club se consolida gracias al apoyo de las empresas y organizaciones, que con su patrocinio hacen de este club un ejercicio viable.

A ello, nuestra sede y la fachada de ésta es un claro ejemplo de nuestra actitud, nuestra motivación y nuestra ilusión por formar a los niños a través del deporte.

09 Final de temporada

A final de temporada el club junta a todos los interistas, padres, madres, abuelos, primos, tíos, tías… para realizar una comida final de temporada donde se pone de manifiesto lo que significa “espíritu inter“, un momento donde entendemos que la formación deportiva de los niños depende de la responsabilidad que todos tengamos frente a estos.